Sábado en la tarde, en mi casa, cansada de estar frente a la computadora, de esas veces que duele un poco la cabeza depués de pasar horas y horas en internet.

Me levanto, me voy a la cocina a ver que como, una voz interna me acusa de gorda y termino por tomar un rico vaso de agua helada.

¿Que hago, que hago?, aaaa ya me acordé, no he terminado de leer “Las batallas en el desierto” de José Emilio Pacheco, un librito chiquito, novela cortita. Entonces lo tomo de entre mi bibliotequita y me acuesto de pansa (boca abajo) sobre mi cama.

Después de unos minutos -u horas, quien sabe, no me fijé en la hora- termino el libro y he aquí mi veredicto:

Recomendabilísimo -¿existe esa palabra?-, me gustó y mucho, confieso que lo abandoné antes a la mitad porque es de las historias que toman un rato en desarrollarse pero al final valen la pena la espera.

Historia de un amor imposible, inocente y sencilla, contada por un niño, de como los adultos complican todo, de la nostalgia de unos años que ya se fueron.

Si tienes el hábito de la lectura pues este libro te va a complacer, si no, es uno muy bueno para adquirir el hábito, breve pero sustancial.

Como dato curioso, Café Tacvba tiene una canción llamada “Las batallas” inspirada en la novela.

Feliz lectura ;

No hay comentarios aún ›› ¡Deja el tuyo!

Escribe tu comentario...

Leer las reglas, (en resumen lo más importante es: no insultos, no spam).
¿Quieres que se muestre una imagen junto con tu comentario?, acá te digo como poner un avatar. ¡Gracias por tu comentario!

Mensaje