Hace tiempo, años pasados, que me enteré que era día de la mujer, primero me alegraba porque habían promociones para las mujeres de ciertos servicios o productos, feliz consumismo…

Luego como que me daba igual, pero ahora me pasa algo así:

¡Felicidades!, es día de la mujer, dicen, ¿y luego?, ¿qué tiene?, soy mujer todo el año, y no elegí serlo, simplemente así nací, determinada por un par de cromosomas XX, no es un logro que yo haya conseguido, ni una fecha muy especial porque soy mujer todo el año no nada más hoy.

Luego vienen los debates de igualdad, ”¡¡¡si quieren que las tratemos igual
¿porqué hay un día de las mujeres?!!!“, “si quieren que las tratemos igual ya no les abrimos la puerta entonces D:“, dicen algunos, otros se limitan a felicitarnos y evitar las discusiones.

No creo que los hombres y mujeres seamos iguales, creo que merecemos igualdad de oportunidades y de recompensas. No creo que las mujeres sean más inteligentes solo por el hecho de ser mujeres (igual para los hombres), no asumo nada sólo por el género, hay personas geniales de ambos lados al igual que idiotas.

¿Es bueno que exista un día internacional de la mujer?, no creo que sea malo, pero el día que haya realmente equidad entonces no se necesitará dicho día (o en todo caso también habrá un día internacional del hombre).

Y ya para terminar, ¡pues ya que!, mujeres, disfruten si alguien las felicita o si hay algún obsequio, no le den tantas vueltas, pero es que yo siempre pienso “Soy diseñadora, soy blogger, soy estudiante…“, nunca pienso primero “Soy mujer” ni navego por la vida con una bandera color rosa, porque para ser mujer no tengo que hacer nada y prefiero que se me reconozca por mis logros y por cosas por las que me esfuerzo.

Feliz día a todos.

Que bonito título de post, se lee acá como muy imponente, importantioso y serio, y no es otra cosa que “lo que más suena en México“, “las noticias más quemadas del país“, “de lo que se habla“…

Las prioridades informativas de los medios de comunicación en mi país es algo de lo que me entero casi cada lunes, cuando voy al volante camino a mi universidad, escuchando una estación de radio en la que en un segmento habla Abel Vicencio (en twitter), quien es director de Medialog, una empresa de monitoreo que se la pasa todo el día anotando quién hablo de qué, y sobre quién se habla más, contando las veces que un tema fue mencionado en todos los medios.

Así están las noticias en México…

Y lo mejor es que hay blog, la Memoria del aire, en el que podemos leer, cada lunes, los que fueron los 5 temas noticiosos más importantes de la semana.

A pesar de que los temas no sean atractivos muchas veces para mí, me interesa ver qué es lo que los medios nos ofrecen, porque los medios de cierta forma nos controlan, y ver los temas más mencionados en la semana me da una idea de cómo va el asunto. A veces, como hace poco, temas que son importantes pero no tanto, como el caso Paulette alcanzan una cantidad de menciones estratosférica y por un tiempo larguísimo, comparadas con otras que deberían ser más mencionadas por su relevancia.

La manipulación masiva, histeria colectiva y noticias usadas como cortina de humo para cubrir otras noticias más desgraciadas se hacen muy notables leyendo estas cifras.

Interesante claro que sí, más si te interesa este rollo de medios de comunicación y periodismo, recomiendo visitar el blog, o escuchar el programa Antena Radio, que se transmite por las estaciones de la IMER, cada lunes, tempranito.

Primero, ¿qué es el Renaut?, es el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Movil, un nuevo proceso burocrático y aparentemente  inútil impuesto por el gobierno mexicano (¡gracias diputados y senadores, gracias!), que sacaron como una medida desesperada -y poco pensada- para contra restar el creciente número de fraudes y extorsiones telefónicas cometidos desde celular, haciendo obligatorio dar de alta cada número con la clave de CURP del dueño.

Es nuevo, pero no tanto, ya que se ha hablado del asunto desde hace meses, de lo ineficaz que puede llegar a ser para el fin para el que fue creado, de lo fácil que es registrar el celular con un nombre falso, de lo fácil que es que te roben el celular y cometan fraudes a tu nombre, de que incluso podría llegar a provocar más robos de celulares… Por todas estas cuestiones y más no mucha gente se quería/quiere registrar (me incluyo).

Pues bien, hoy, cuando abrí El Universal para checar qué había de nuevo en las noticias me topé con una sobre el asunto que me llamó la atención, decía que el 64% de usuarios totales (según la COFETEL) ya se había registrado, una cifra muy alta considerando la poca aceptación que tiene esta medida.

Entré al sitio de la COFETEL y tenían un bonito cartel presumiendo la cifra, les dejo la muestra:

Pero oh sorpresa, nada más le cambio la fecha al reloj de mi computadora al mes de diciembre de 2010 y le doy F5 (refresh/reload) a la página y el 64% se transforma en un estratosférico 122%, así:

Esto me hace dudar aún más de la seriedad del registro, ¿son tan pocos los usuarios que se han dado de alta que necesitan usar trucos baratos como ese?.

Yo no tengo muchas ganas de dar de alta mi número, ni si quiera uso mucho mi celular, y han puesto el próximo 10 de abril como fecha límite, y el que no haya dado de alta su equipo “adiós”.

Eso me trae recuerdos, como el caso del padrón electoral vendido, ¿qué pasaría si el registro de celulares cae en las manos equivocadas?. Este registro a mi parecer ha sido una decisión apresurada y poco sensata.

Lo de que el contador tomaba la fecha local de la PC lo leí en un comentario en una nota en El Universal, pero ahora no la encuentro, al parecer soy mala buscando ¿o ya los regañaron y la quitaron?.

¿Y tú ya registraste tu celular?

Esa es la pregunta que me hago yo muchas veces cuando me topo con alguien que es hispanohablante, y que en algún trabajo gráfico o página web en lugar de escribir en esta, nuestra sabrosa lengua, se ponen a gringuear, es decir, a escribir en inglés.

¿Porqué no en español?, si tienes algo que aportar si tienes algo que decir ¿porqué decirlo en inglés y no en español? Es cierto que existe la globalización y que el idioma inglés es de los más utilizados, pero a veces cuando encuentro a alguna persona en internet que hace algo interesante, en cualquier campo, me decepciono un poquito al leer su blog o web en otro idioma, y no es porque yo no sepa inglés de hecho lo manejo y bastante bien, pero creo que si escribiera eso en español de algún modo promovería la actividad entre nuestra misma gente.

Lo peor sucede cuando esos textos que veo en el tan llamado lenguaje universal son textos buenos, textos que me hacen pensar “que bueno sería si el autor lo hubiera escrito mejor en español”. Porque cuando alguien escribe bien se nota al igual que es notable cuando esa persona sabe de lo que habla, y de alguna forma puede motivar a algunos sobre el tema.

Hablando de los diseñadores, a modo local veo que es algo muy extendido. Hace unos cuantos días nos encargaron hacer un cartel en clase (estudio diseño gráfico en la universidad), y muchos ponían el texto en inglés: Love en lugar de Amor, World en lugar de Mundo. El profesor preguntaba “¿porqué en inglés?” y lo mismo me preguntaba yo, la mayoría de las veces el responsable del cartel no tenía justificación más allá de “me gusta más como se oye en inglés”.

Es cierto, el inglés es bueno saberlo y practicarlo, pero el español es nuestro. Espero que en un futuro no se llegue al extremo de que el español desaparezca y sea aprendido en las escuelas como lengua muerta, igual que el latín en estos días.

Así que te invito, si vas a escribir sobre algún tema, el que sea, que antes de poner el primer “Hello”, pongas en su lugar un “Hola” y contribuyas a la creación de contenido en nuestro idioma.

Y así como si nada pasa otro año al cajón de los recuerdos, nos deja algunos sucesos históricos, algunos logros personales y a todos nos hace un año más viejos.

Ahora, otra vez, a comenzar a listar montones de nuevos propósitos de año nuevo para romperlos tan pronto como se pueda. “Ya no voy a fumar”, “ora sí voy a hacer ejercicio”, “sacaré puros dieces en la escuela”…

Que bonito es comenzar un año nuevo, porque aunque sea la misma vida, tenemos una sensación de nuevo comienzo, de otra oportunidad de hacer lo que no hicimos el año que se fue.

Tenemos otros 365 días completitos, para hacer lo que más nos gusta, o para desperdiciarlos de cualquier modo.

El año 2009 no fue malo, pero tampoco fue bueno, fue solo un año, una medida de tiempo que tanto nos gusta creer que podemos planear, los que somos buenos o malos somos nosotros mismos.

Y desde aquí, desde mi teclado, con gusto les doy las gracias a ustedes, que día o año que sea, sé que ustedes están del otro lado, leyendo estas letras.

Gracias queridísimos y distinguidos lectores, y gracias también a los que pasan y hacen acto de presencia dejando unas cuantas palabras.

Espero verlos en el 2010 también, yo aquí voy a andar.