Cuando entré a yahoo leí la nota, que hoy 28 de Marzo a las 8:30 pm (hora de México) es la hora del planeta, hora en la que se invita a la gente de todo el mundo a apagar las luces eléctricas de sus casas. Aparentemente es una idea genial, pero no creo que cause tanto bien como se dice, no vamos a salvar el mundo por una hora de energía no utilizada.

Platicando con alguien que trabaja en una fábrica de energía eléctrica dijo que sería desastrozo si realmente se sigue la convocatoria, ya que la planta produce energía constantemente y si de pronto nadie consume la fábrica se sobrecargaría y “apagaría” y esa hora sin luz ahora serían otras horas más para remediar el apagón. Claro esa es la opinión de alguien que trabaja en eso, obviamente no les conviene…

Por “encimita” la propuesta se oye bastante bien, se ahorrarán montones de energía y quién-sabe-cuántas toneladas de CO2 no se soltarán al ambiente, pero ¿porqué no hacer algo ecológico más directamente?, alguna vez ya hablé del tema, pero aquí van las maneras directas de ser ecológico:

  • Cuando te bañes hazlo rápido para gastar menos agua.
  • En lo posible usa el transporte público o cuando varias personas vayan al mismo lugar compartan automóvil.
  • Usa cuadernos de papel reciclado.
  • Trata de no usar platos, vasos y utensilios desechables, cuesta mucho producirlos y generan mucha basura.
  • Cuando no necesites una luz, apágala (no nada más una hora al año…).
  • Busca y usa productos amigables con el ambiente.
  • Recicla todo lo que puedas.
  • No compres agua embotellada, las botellas de plástico producen muchísima basura y el agua ya la tienes en tu casa, mejor carga una botella siempre y la rellenas cada que se acabe.

Y etcétera, etcétera, en realidad creo que ya todos sabemos a grandes rasgos qué hacer y qué no para ayudar a la ecología, y con esas cosas que apliquemos a diario ayudaremos mucho más que con esa hora de luces apagadas, hazlo de diario y sin que te lo pidan.

En un periódico local –nop, no voy a decir el nombre porque así sabrían donde está mi rancho– hace unos días hablaron de los nerds, y dieron explicaciones de su apariencia, de su forma de ser y todo eso que hace a la palabra nerd un estéreotipo.

En dicha nota decían cosas como:

  • Se visten con las camisas siempre fajadas y los pantalones bien planchados.
  • Siempre estan estudiando y lo quieren saber todo, no salen de la biblioteca.
  • No son muy populares y no son buenos en cosas que involucren movimiento físico (deportes, baile).
  • Son muy tímidos y tienen pocos amigos.
  • Les cuesta adaptarse.
  • Muchos usan anteojos.
  • También son conocidos como “los mataditos del salón”.

A ver… ¿ehhhhh?… en serio puras cosas así decía, y no es que nunca haya leído clasificaciones así, los estereotipos son odiosos pero siempre han existido y no creo que desaparezcan pronto, pero que un periódico más o menos importante ande imprimiendo semejantes tonterías sí me parece ridículo.

Vamos, todo mundo habla de los emos y los floggers sin saber mucho de ellos y los clasificamos (me incluyo), muchas veces yo bromeo con el asunto con mis amigos pero si fuera la dueña de un periódico no insultaría a mis lectores que pagan por leerlo con una nota describiendo a los nerds, o a los geeks, además escrita por alguien que saca la nota de los estéreotipos de cine estadounidense.

Lo increíble es que les paguen a esos redactores, pfff… que me contraten a mí.

No se si se pueda desear “feliz” día internacional de la mujer como si fuera una fiesta… En un principio no planeaba escribir nada del asunto (además es domingo y usualmente este día no bloggeo y me ando de vaga por ahí) pero ya qué.

Lo que me hace ser mujer:

  • Un par de cromosomas (XX)

Lo que sufro por ser mujer:

  • Mestruación y todo lo horriblemente relacionado (ya saben, cólicos, hinchazón, histeria…).
  • En dado caso también sufriré el embarazo (si llega a ocurrir ahora no tengo planes de tener hijos).
  • Mayor probabilidad de sufrir algunas enfermedades (cancer de mama, osteoporosis…).
  • En algunos casos discriminación por género (que no me tomen tan en serio por ser mujer o que en un trabajo hasta me quieran pagar menos que a un hombre…).

Sí señores, las mujeres sufrimos más, y eso que odio hacerme la mártir.

Entonces por esos puntos es perfectamente razonable que haya un día internacional de la mujer aunque sea por compensar.

¿Qué va tener de especial este domingo?, creo que realmente nada, voy a salir, comer, pasármela agusto con mi novio como suele ser, no voy a ganar nada especial hoy ni algo así. Es un día más, como el de las madres, los padres, el niño, el día del taco y otro sin fin de celebraciones. Estaré más entusiasmada el día de mi cumpleaños.

Aún así me considero feminista (no hembrista, es diferente, no odio a los hombres sólo creo en la igualdad de derechos y oportunidades) y les deseo feliz día de la mujer a todas las féminas que se pasan por aquí.

Y para los hombres pues hay que mimar a las mujeres, consentirlas, invitarlas a comer, luego un postresito, al cine y de regalo una minilaptop o un buen videojuego (ah no verdad, eso último es para mí nomás, usté investigue que le gusta a su chica) y aguantarle la neurosis e histeria mensual.

¡Girl Power!

¿Será cierto?, ¿todo tiempo pasado fue mejor?. En alguna revista –no recuerdo cual– leí que nuestro cerebro supuestamente tiende a olvidar lo malo de nuestros recuerdos (como una especie de autoproteccón) y por eso recordamos más lo bueno y pensamos que antes todo era mejor que en el presente.

Si nos ponemos nostálgicos puede que sí encontremos muchas cosas que eran la neta en aquellos tiempos y que ahora dejaron de existir o quedaron como clásicos o simples recuerdos. Como ciertos dulces, programas de televisión, dibujos animados, comics, música… Hay un sin fin de cosas que podemos ponernos a recordar y decir “las películas de antes eran mucho mejores, ahora son puros efectos especiales”, o “los videojuegos de antes si tenían reto, ahora todos se preocupan solamente por los gráficos”, etcétera, etcétera.

Viéndolo de ese modo si podemos decir que antes todo era mejor, y más aún cuando alguien se pone a nombrar la dichosa crisis o la violencia de la actualidad -temas que ya me tienen harta- pero mucha gente exagera y se olvida de las cosas buenas que hay hoy en día que unos años antes no existían, por ejemplo, este sitio.

:P

Además de el famoso muñeco de Chucky a lo largo de mi vida he oido a personas que dicen que ciertos muñecos o monos de peluche son malditos, diabólicos o estan hechizados, la mayoría de las veces lo dicen -o lo decían- las señoras religiosas sobreprotectoras, pero bajo la superstición hay gente que lo sigue creyendo…

Trolls

trolls1

Los trolls son unos muñequitos que cuando yo era niña, hace unos 10 años, abundaban por todos lados, esos muñequitos de plástico, casi siempre desnudos y con el cabello de colores de fantasía todo peinado hacia arriba, en lo personal me gustan, y llegué a tener un par pero no se dónde quedaron. A pesar de lo inocentes que se ven llegué a escuchar que estos simpáticos muñequitos eran diabólicos y que en las noches cobraban vida y que lo mejor era deshacerse de ellos antes de que cometieran travesuras.

Pitufos (smurfs)

pitufos o smurfs

Bueno, quién no va a conocer a los Pitufos (o Smurfs en inglés), ya sabemos que son los personajes de una serie animada viejísima. Pues sí, también escuché en mi infancia que los muñecos de los pitufos estaban malditos, yo incluso tenía un pitufote de peluche, grande, pero no se si fue por esa acusasión que ya no lo volví a ver más. Decían los chismes que estos muñecos ademas de vivir y moverse en la noche por diabólica voluntad propia su objetivo era asfixiar a los niños pequeños, entonces era peligrosísimo que el niño de la casa tuviera un pitufo.

Muñecas de cerámica

munecas de porcelana

En general las muñecas de cerámica (a veces también de vinilo) tienen la fama de girar sus cabezas, observar a la gente y, claro, moverse por sí solas. Nunca me interesaron mucho, y confieso que de pequeña como me contaban esas cosas pues si me daba miedito estar en un cuarto con muchas de estas muñecas. Pero en general pues son unas muñecas de adorno, muy lindas y las más finas pues más realistas, hasta con cabello humano y toda la cosa.

A fin de cuentas todo es superstición. Seguro que ustedes conocen otros muñecos con mala fama que ahora no recuerdo.