Y puse felices fiestas porque no todo mundo festeja navidad, algunos hanuka, kwanza (seguro lo escribí mal…), incluso, hay algunos que nomás se van de fiesta porque sí, por la época.

Muchos podrán estar en contra de la mercadotecnia de la temporada, pero de un modo u otro también la familia y amigos se juntan y se la pasan bien.

Yo ya me voy a pasar un buen rato, así que no esperen verme por aquí al menos en 2 días, ¡felices fiestas a todos!

*imaginate aquí una bonita imagen navideña, que ya se me hizo tarde xD*

Por fin estoy teniendo tiempo libre para ponerme a hacer todos esos pendientes bloggeriles, diseñísticos y de toda clase, porque estoy ya prácticamente de vacaciones (casi casi pero no, aún tengo que ir a la uni de vez en cuando), por fin, todo felicidad y zas, que de la nada me sale el conocido y temible pantallazo azul de la muerte de Windows (sí, el sistema operativo favorito de todo mundo). Seguir leyendo

O sea, me caen mal…

  • Por que ni aportan ni quitan, nomás están ahí.
  • Por que aunque el blog “se actualice” no es nada sustancial, si no que es nomás un aviso de que el blog no está abandonado definitivamente.
  • Por que para escribir esos posts de disculpas se ocupó tiempo que se pudo haber invertido en un artículo más interesante.
  • Por que en general no dicen nada más que excusas del dueño/a del blog por no haberse aparecido por su changarro.

Por cierto, hablando de excusas, deveritas que he andado bien ocupada, la universidad absorve mi tiempo (acuérdense que soy estudihambre) y entre trabajos, encargos y demás no me doy el tiempo para atender este cuchitril, que por cierto, cada vez está más muerto.

Así que, me acordé de usté, amable lector, y de mis visitantes asiduos (sí, todos, los 4) que regresan nomás pa’ ver como se va juntando el polvo. Por ustedes me atreví a hacer un fugaz acto de presencia, para que sepan que sigo viva y que este blog no fue abandonado si no que yo lo había dejado a un ladito, porque no es que no quiera postear, si vieran cuanta cosa tengo en la cabeza, que hasta las letras se me salen por las orejas de que no vengo a escribir…

Y es cierto, casi no entro al tuiter ni al mazinger porque esas cosas me distraen mucho, pero cuando entro es porque tengo un respiro. Por otro lado, siempre reviso mi correo (si tienes algo importante para mí pues contáctame).

~*~

Deje su comentario de compasión, de ánimo, de apoyo, y si quiere de sorpresa de que ando todavía por aquí, incluso pueden hacer apuestas sobre hasta cuando será el próximo post, ¿será mañana?, ¿en una semana?, ¿en una quincena?, ¿quién da más?

Ya cercano el día del padre desde acá me dejaron una tarea, que consiste en escribir 5 cosas que aprendí de mi papá.

  1. Aprendí a discutir. Lo sé, no se oye como algo muy bueno, pero yo antes era muy, muy llorona, y mientras crecía mi papá se daba cuenta de que yo no era la linda princesita que el pensaba que yo debía ser (ya sabes, ultra femenina de vestido rosa y con tacones todo el tiempo). A razón de eso discutimos mucho, al principio lloraba y odiaba esas sesiones de sermón e inconformidad, de yo tener que argumentar porqué me gustaba ser como soy, porque prefería los tennis converses a los zapatos de tacón… En fin, fueron muchas las acaloradas discusiones hasta que agarré práctica y de eso aprendí a discutir, a debatir, a aguantar y  contestar sin perder los estribos (casi siempre…).
  2. Aprendí a encender cerillos o fósforos. Cuando era muy pequeña le tenía miedo a encender un cerillo (miedo natural a que se me incendiara la mano) y mi papá, a su modo, me puso a encender una cajetilla entera de cerillos y no me dejó ir a ningún otro lado hasta que se terminara. Un método poco agradable para mí pero funcionó.
  3. Aprendí que el dinero es para gastarse y no para guardarlo todo siempre.
  4. Aprendí a exigirme más. Mi papá me exigía buenas notas en la escuela siempre, algunas veces me sentía muy presionada y cuando él dejó de presionarme conforme crecí, comencé a exigírmelo yo misma.
  5. Aprendí que la terquedad se hereda.

Bueno, ahora a esperar el domingo para hacer el post de “felicitación”, que este casi parece reclamo xD. No es un reclamo, tengo mis diferencias con mi papá pero lo quiero.

¡Saludos apá!

Uff, hace como chorromil años que no hacía un meme… Y no me gusta mucho dedicarlo y dejar gente fuera, así que aquel que tome este post como referencia para hacer el suyo de 5 cosas que aprendió de su padre me avisa y los añado a continuación.

pie-kozmico-vendado

No es para tanto, pero como ya se habrán dado cuenta, me gusta exagerar algunas cuestiones.

Pues hoy descubrí que no soy indestructible y que una loseta de piso quebrado y filoso bien pueden hacerme un agujero en el pie, con muchísima facilidad.

Eso de la foto es mi pie con un disque vendaje improvisado para detender la sangre que brotaba de una cortada de más o menos una pulgada de largo y un poco profunda.

Sucede que a mí me gusta andar descalza en mi casa –wiiiii, libertaaad-, y una loseta (esos cuadritos que hay en el piso) estaba quebrado y ya tiene un rato así pero resulta que hoy pasé por ahí lo pisé y me clavé una esquinita afilada en la planta del pie, primero dije “ay”, luego me dolió deveras, mi mamá se asustó, yo me senté en una silla para ver los daños, luego, como la vil nena que soy, dejé escapar un par de lágrimas, pero como también soy ruda, de inmediato aplaqué el llanto y me fui a lavar.

Por supuesto que a partir de esto ya será remplazada la loseta quebrada, como dicen por ahí, “ahogado el niño y tapado el pozo”… ¿o cómo vá el refrán?

PD. Sí, en la foto se aprecia la sábana de mi cama que es de bochitos (carritos volkswagen).
PD2. Ahora camino como House