Yo no soy del tipo de mujeres que ven un bebé y empiezan a hacerle cariños y caras como de modo automático, de esas que en cuanto ven a una criatura de esas exclaman ¡aaaaay que bonito bebé! y luego corren a cargarlo… Nunca he sido así de maternal, sólo con 1 o 2 bebés que he conocido, que sí «me caían bien».

No todos los bebés son lindos, y encuentro bastante hipócrita decir que todos lo son y llegar a abrazarlos.

Porqué no me gustan los bebés:

  1. Babean mucho
  2. Hacen de sus necesidades en pañal y huelen mal cuando eso pasa
  3. Lloran cuando tienen hambre
  4. Lloran cuando tienen sueño
  5. Lloran cuando les asustas
  6. Lloran cuando extrañan a la mamá
  7. Muchas veces tienen «vómitos casuales» de leche
  8. Son muy frágiles
  9. Todo lo que pueden se lo llevan a la boca
  10. Jalan el cabello

Definitivamente no tengo madera de niñera, ugh, ¡no!… Ni de maestra de preescolar, ni de cualquier otro trabajo que involucre tratar a muchos niños pequeños. Aunque me han dicho que soy muy paciente y que trato muy bien a los niños -en una ocasión hice servicio social en una escuela primaria- la verdad es que aunque no los trato mal prefiero no verme rodeada de ellos…

No me gustan los bebés, incluso he visto algunos que me han parecido feos y hasta insoportables.

Supongo que en dado caso que yo tenga un hijo y me haga mamá pues claro que a ese si lo voy a querer, y me parecerá el ser más lindo del mundo y bla, bla, bla.

Pero por ahora, me estresan esas criaturitas, son solo mini maquinitas de popó y ruido. ¿No?