Por acá por donde vivo yo (soy paranóica no diré dónde), a febrero se le dice febrero loco por el clima de porquería que hace.

Y sip, apenitas comienza pero ya se esta distinguiendo del resto de los meses, haciéndole justicia a su sobrenombre. Aunque los cursis le dicen el mes del amor, no es más que el mes de frustrar a todo mundo con los cambios drásticos de clima, el mes de «ah que rico día y TOMALA frío congelante«.

De un día calientito rico, soleado a un día helado con vientos congelantes de esos que hacen que se te quede la sonrisa en la cara cuando ya habías dejado de reírte hace tiempo y te hace sentir estúpido.

Los que sufren son las personas sensibles a esos cámbios drásticos. Lo malo es que yo soy de esas personas, que cuando el aire está humedo y cambia rápidamente a seco parece que me dan un puñetazo en la nariz y llega la hemorragia. A veces hay fiebre, mareos, cansancio general y una pereza extrema –aunque a veces me dá independientemente del estado del tiempo xD– y todo eso porque un día hace calor y otro frío y otro calor…

Luego dicen que es por el cambio de clima, el calentamiento global y esas cosas, pero yo desde que tengo memoria recuerdo a febrero siendo un canijo portándose como se le dá la regalada gana. Creo que puede ser envidia de el mes de enero, a enero todo mundo lo festeja y llega febrero para el desquite.

Si fuera por mí, ya viviría en otro lugar donde nunca se sentiría frío extremo, no habrían parqueros, y no existirían las tarjetas de crédito.

Pero ni modo, si no ando muy activa por aquí pueden culpar a: la uni (esa cosa como absorbe mi tiempo xD), la flojera (esta cosa también) y al clima de febrero.

Ahora envidio a los países del hemisferio sur que estan en pleno verano con calorcito sabroso…