Click en la imagen para que la veas a tamaño completo:

Fecal Trabaja

Este es un pequeño comic/cartón/historieta/tira que había hecho hace ya bastante tiempo, y que por X o por Y nomás no lo subía. Lo peor del caso es que a pesar de haberlo elaborado hace meses sigue vigente.

Cualquier parecido con la realidad es intencional. Protagonizado por nuestro siempre elocuente presi Felipillo.

¡Viva México! , feliz mes de la patria y felices fiestas a todos mis paisanos (yo no veo mucho que festejar pero en fin…).

Que bonito título de post, se lee acá como muy imponente, importantioso y serio, y no es otra cosa que “lo que más suena en México“, “las noticias más quemadas del país“, “de lo que se habla“…

Las prioridades informativas de los medios de comunicación en mi país es algo de lo que me entero casi cada lunes, cuando voy al volante camino a mi universidad, escuchando una estación de radio en la que en un segmento habla Abel Vicencio (en twitter), quien es director de Medialog, una empresa de monitoreo que se la pasa todo el día anotando quién hablo de qué, y sobre quién se habla más, contando las veces que un tema fue mencionado en todos los medios.

Así están las noticias en México…

Y lo mejor es que hay blog, la Memoria del aire, en el que podemos leer, cada lunes, los que fueron los 5 temas noticiosos más importantes de la semana.

A pesar de que los temas no sean atractivos muchas veces para mí, me interesa ver qué es lo que los medios nos ofrecen, porque los medios de cierta forma nos controlan, y ver los temas más mencionados en la semana me da una idea de cómo va el asunto. A veces, como hace poco, temas que son importantes pero no tanto, como el caso Paulette alcanzan una cantidad de menciones estratosférica y por un tiempo larguísimo, comparadas con otras que deberían ser más mencionadas por su relevancia.

La manipulación masiva, histeria colectiva y noticias usadas como cortina de humo para cubrir otras noticias más desgraciadas se hacen muy notables leyendo estas cifras.

Interesante claro que sí, más si te interesa este rollo de medios de comunicación y periodismo, recomiendo visitar el blog, o escuchar el programa Antena Radio, que se transmite por las estaciones de la IMER, cada lunes, tempranito.

Primero, ¿qué es el Renaut?, es el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Movil, un nuevo proceso burocrático y aparentemente  inútil impuesto por el gobierno mexicano (¡gracias diputados y senadores, gracias!), que sacaron como una medida desesperada -y poco pensada- para contra restar el creciente número de fraudes y extorsiones telefónicas cometidos desde celular, haciendo obligatorio dar de alta cada número con la clave de CURP del dueño.

Es nuevo, pero no tanto, ya que se ha hablado del asunto desde hace meses, de lo ineficaz que puede llegar a ser para el fin para el que fue creado, de lo fácil que es registrar el celular con un nombre falso, de lo fácil que es que te roben el celular y cometan fraudes a tu nombre, de que incluso podría llegar a provocar más robos de celulares… Por todas estas cuestiones y más no mucha gente se quería/quiere registrar (me incluyo).

Pues bien, hoy, cuando abrí El Universal para checar qué había de nuevo en las noticias me topé con una sobre el asunto que me llamó la atención, decía que el 64% de usuarios totales (según la COFETEL) ya se había registrado, una cifra muy alta considerando la poca aceptación que tiene esta medida.

Entré al sitio de la COFETEL y tenían un bonito cartel presumiendo la cifra, les dejo la muestra:

Pero oh sorpresa, nada más le cambio la fecha al reloj de mi computadora al mes de diciembre de 2010 y le doy F5 (refresh/reload) a la página y el 64% se transforma en un estratosférico 122%, así:

Esto me hace dudar aún más de la seriedad del registro, ¿son tan pocos los usuarios que se han dado de alta que necesitan usar trucos baratos como ese?.

Yo no tengo muchas ganas de dar de alta mi número, ni si quiera uso mucho mi celular, y han puesto el próximo 10 de abril como fecha límite, y el que no haya dado de alta su equipo “adiós”.

Eso me trae recuerdos, como el caso del padrón electoral vendido, ¿qué pasaría si el registro de celulares cae en las manos equivocadas?. Este registro a mi parecer ha sido una decisión apresurada y poco sensata.

Lo de que el contador tomaba la fecha local de la PC lo leí en un comentario en una nota en El Universal, pero ahora no la encuentro, al parecer soy mala buscando ¿o ya los regañaron y la quitaron?.

¿Y tú ya registraste tu celular?

Hace tiempo escuchaba yo en el radio una cancioncita medio electrónica que decía en el coro “Tijuana makes me happy… bang bang“, y sentí eso que se siente cuando escuchas una combinación de sonidos que te llegan, esos sonidos que hacen que una canción que antes no sabías que existía y con una sola vez de escucharla ya sabes que tienes que tenerla en tu colección de música.

Días después, la misma canción en la radio, y le subo al volumen y pongo atención al final para escuchar al locutor decir de quién es esa canción, 2 palabras, Nortec Collective.

Seguir leyendo

Para que no digan que nomás veo cine hollywodense y que no apoyo el cine nacional les cuento que acabo de ver El Estudiante, una producción mexicana con Jorge Lavat como carta fuerte en el reparto.

Es una película que intenta irse por el lado no comercial del cine -pero sin llegar a ser puramente arte-, con la base de la historia sentada en que un viejito de 70 años decide estudiar una carrera universitaria, lo que supone que nos asombremos de su valentía y que facilita las subsecuentes comparaciones de viejo/joven, antes/ahora, “pero como ha cambiado el tiempo…

Lo primero que noté fué la fotografía, bonita, cuidada, que estuvo a cargo de Gonzalo Amat, buena iluminación y colores,  todo ambientado en un Guanajuato colonial de ensueño, y nomás eso, nada de calles feas ni baches, ni basura, hasta me dieron ganas de ir a Guanajuato, que parecía un paraíso en el filme.

Lo segundo que noté fueron los diálogos débiles, como se sentían falsas las conversaciones. Mal trabajo de los guinistas supongo. No sé que tan buenos sean los actores, pero se ve que les costó trabajo mantener en lo posible la naturalidad con lo que tenían disponible, así que supongo que es injusto calificarlos de malos cuando el guión no les ayudaba nada. Así que ni me enteré si actuaban o no, no pude ponerles verdadera atención cuando el guión no pegaba ni con chicle.

Una película muy romántica, que quizá roza lo cursi, bastante moralista (si eres joven a veces se siente como que te están sermoneando desde la pantalla) y aunque es drama no tiene la fuerza suficiente para llegar a hacerme un nudo en la garganta, y  eso que yo lloro casi con todas.

No es una película completamente mala, de hecho me da gusto la propuesta un tanto diferente respecto al cine mexicano en general, pero para llegar a ser realmente una buena película le falta pasión (y diferentes guionistas).

Veredicto

CALIFICACIÓN: 6/10
RECOMENDACIÓN: Vela… si quieres.