Ya ven que tenía rato sin acualizar mi blog, pues ayer yo toda feliz y de buen humor me senté frente a mi laptop dispuesta a postear un buen artículo, como siempre…

¡Y zas!, no se puede mostrar la página, primero pensé “demonios, mi blog está caído”, pero pasaron unos segundos y todo bien. Luego ¡zas!, otra vez, y ya me fijé que no puedo entrar a ninguna página, y pasan unos segundos, míseros segundos, ni siquiera minutos y ya esta todo online. Pero, oh sorpresa, momentos después otra vez nada se abre.

Eso estuvo así toda la noche, haciéndome imposible conservar la paciencia para escribir un buen post, o hacer cualquier otra cosa en internet.

Internet conectado, desconectado, conectado, desconectado, conectado, desconectado… Creo que ya quedó clara mi situación.

Así que:

Y me refiero a Infinitum de Telmex.