oigasenora

Cuando salí de la prepa me metí a trabajar un rato, nomás para ver que se sentía. Lo digo así porque no he tenido la necesidad de trabajar, aún soy una mantenida. Trabajé un poco más de 3 meses en una cadena de cines de aquí de México. Se llama cinépolis.

Cuando trabajé ahi tenía nomás 17 años, era joven y bella –aún lo soy solo que con 2 años más– . Y un día, mientras trabajaba de anfitriona (no hacía nada, me paseaba con una carpetita entre los clientes para ver si tenían dudas con las películas…) llegó un niño, un mocosito, y me digo «Oiga señora, ¿qué hora es?». Educadamente le dije la hora, para que se fuera y me dejara pensar en como me acababa de llamar.

Los niños casi siempre le dicen señor(a) a cualquiera que pase los 13 o 14 años. Eso lo entiendo, pero fue la primera vez que me decían señora, sentí ahí el peso de los años, me acordé de que ya no era una niñita. Estaba en mi primer trabajo, que era un trabajillo pasajero y chafa, pero al fin trabajo.

Señora… Señora… Buenas tardes Señora Kozmica… ¡Hola Doña!…

No me molesta, aunque recordé que hay a quienes sí les molesta y mucho. Lo curioso es que las que más se fastidian son a las mujeres ya de 40 años en adelante, les dices señora y se ofenden.

buenastardes

Luego se excusan en que si se es virgen se es señorita… ¿Piensan que la gente les va a andar preguntando si son vírgenes o no?, eso a nadie le interesa, y es una tontería que se basen en una membranita del cuerpo femenino para saber que pronombre usar. Además si la mujer se ve joven y le dices señorita pero no sabes que ya tiene hijos estarías mal.

Para mí, todas las mujeres que se vean ya maduras, digamos de 30 en adelante más o menos, son señoras, y las que se vean jóvenes, son señoritas, es muy simple.

Por cierto, ¡un saludo a todas las doñas que me leen!.