Una razón más para desactivar las actualizaciones automáticas de WordPress y actualizar de modo manual.

Cuando WordPress lanzó las actualizaciones automáticas en su sistema fue recibido por opiniones divididas.

  • Los unos, felices porque su sitio se actualizaría solito, sin tener que entrar al panel de control y hacerlo manual, y con las actualizaciones cada vez más frecuentes del CMS pues mas positivo lo veían.
  • Los otros –entre quienes me incluyo- lo veían con un poco de desconfianza, pues por muy automático que sea siempre puede haber un pequeño fallo de algo en algún lado.

Uno de los fallos del que vi quejas fue que aunque WordPress base se actualiza a la última versión, no actualiza los plugins junto con él, y si alguno resulta ser incompatible puede derivar en un ligero dolor de cabeza para el administrador del sitio.

Pues hoy mismo, hace un par de horas noté que mi blog no cargaba y ninguno de mis sitios, pronto busqué soporte de Hostgator, mi actual proveedor de hosting, y luego de un intercambio de tweets descubrí, un poco escondida en su foro, la posible razón de ese downtime: la última actualización automática de cientos o miles de sitios de WordPress de manera simultánea.

Esto es que la actualización se lanzó y todos los blogs que usan WordPress en el mismo servidor se pusieron a actualizar todos al mismo tiempo, alentinzando la carga o de plano impidiendo la carga de algunos sitios, o de muchos, o de todos, ni idea del alcance.

La “caída” del servidor duró, desde que me di cuenta, unos 10 minutos, quizá llevaba así toda la mañana, quien sabe.

Desactivar las actualizaciones automáticas de WordPress

Basta con añadir el siguiente código a tu archivo de wp-config.php

define( ‘WP_AUTO_UPDATE_CORE’, false );

No vayan a malinterpretar, no estoy en contra de WordPress, si lo estuviera no lo usaría, es una fantástica plataforma pero aún así puede tener detalles que mejorar.

El ¡yay! del título es un poco forzado, porque aunque estoy feliz de haber creado un nuevo diseño para mi blog esta clase de posts no son muy naturales y se siente como si nada más estuviera presumiendo y regodeándome a pesar de que este blog está más muerto que un tiranosaurio rex.

nuevo tema

El antes y después, o algo así…

Pero, como quiera que sea, uno de los objetivos o beneficios de tener nuevo diseño es que el cambio refresca y como que dan más ganas de postear. Con el tema morado anterior ya tenía 2 años, y ya se veía viejo, y me daba flojera, y aprovechando la energía esa de año nuevo pues a cambiar todo lo que se pueda. Ahora tengo un blog con diseño oscuro con colorcitos chillantes y dulces por eso se llama DarkBonbon (que dificil es nombrar las cosas a veces).

Tal vez luego le haga más cambiecitos pequeños, o incluso le cambie el nombre que quedó cursi. Ajustes por aquí y por allá… Mi blog ya tiene ropita nueva y ya estoy programando posts.

Que tengan un muy bonito año 2012.

 

PD. Pagar el hosting siempre me motiva a actualizar…

¿Se acuerdan como se veía este blog hace tiempo?, sí, era rojito, y luego cambié al tema morado que se puede ver actualmente, pero dije que liberaría el theme rojo que usaba para aquel que lo quisiera utilizar.

Captura de pantalla de mi primer theme, snifff, que recuerdos

Pues por fin lo hice, se llama Chak Theme (chak es rojo, en maya, sí, se me dificultó ponerle nombre ¡ja!), y lo puedes descargar desde Oh! Gráfico para usarlo en tu blog de WordPress con hosting propio (no se puede en wordpress.com, esque luego preguntan).

Más vale tarde que nunca ¿no?

PD. Sí, es gratis.

El karma se mueve en este blog, es decir ahora puedes votar cuando un comentario te gusta y otro no, sip.

Ahora en cada comentario, abajo de el avatar aparecerán dos manitas, una verde y una roja, verde para si te gusta y roja para lo contrario.

vota-comentarios

Lo puse ahorita mismo y ya lo podemos estrenar, a ver que les parece a ustedes (y a ver si lo usan xD).

Ah sí, el plugin es Comment Karma (de acá lo descargas) y acá te puedes auxiliar para la instalación.

Tengo un nuevo theme en el horno, es decir, apenas lo estoy cocinando, lo estoy preparando. De hecho he traído ganas desde hace rato de hacer un theme para wordpress desde cero y ya he comenzado, por eso puede ser que ande menos activa en cuanto a blogs se refiera pero detrás de esa aparente pereza estoy dale que dale con el CSS y PHP del theme.

No es fácil, es mucho más sencillo modificar un theme ya terminado (como siempre lo he hecho) pero es mucho más satisfactorio crear uno propio.

Ya tengo el esqueleto, ya voy comprendiendo el famoso loop de wordpress y la manera en que funcionan algunas cosillas de php, que es la parte más dificultosa creo yo. Luego de eso es nomás estilizar, agregar colores, imágenes y demás cosillas simpaticonas.

Mi plan es hacer un theme para este blog, chido, como me gusta, y hacer otro para Oh! Gráfico, y ya de paso hacer una versión pública para descarga (tiempito después, sino me muero de sobredosis de CSS) … Se me olvidaba, también para mi portafolio que aunque está un poquitin sin vida pues para pronto le meto nuevo material (tengo mucho, pero guardado).

Entonces básicamente me instalé wordpress localmente con XAMPP y seguí varios tutoriales para conseguir la maquetación base (que aún sigo trabajando), recomiendo el tutorial de WPDesigner (en inglés) porque está super sencillo y fácil de seguir pero si buscas te salen muchos más.

Lo que hasta el momento me trae de cabeza es el comments.php y el correspondiente estilo, hasta ahora ha sido lo que encuentro más difícil de toquetear, pero como dicen por ahí “echando a perder se aprende“, y vaya que he roto el código miles de veces…

Es todo lo que tengo que decir por hoy porque no he podido despejar bien mi mente desde que se me metió la idea de hacer el theme, y es que así soy en ocasiones, no puedo concentrarme bien en otras cosas hasta que termino ese algo que me trae loca.

Así que, hay cambio de imagen prometido y theme para descarga también.

Claro que bloggearé mientras tanto, como hoy, pero un poquito distraída :D