Nunca he probado el caviar, no porque esté muy caro -quizá eso contribuye- pero más que nada porque simplemente no es algo que se me antoje probar.

El caviar son los huevitos de varios peces, yo pensaba que era solamente del salmón pero wikipedia dice que estaba equivocada. Ahi mismo dice que el principal pez para sacarle los huevecillos y venderlos como una delicia es el esturión. ¿No lo conoces?, deja te presento una fotografía de este pecesillo:

esturion

Hay varios tipos pero todos están igual de feos. Ah y así se ve el caviar de esturión:

caviardeesturion

Nomás vean como se ve de rico el caviar (la cosa negra) cuando se lo estan sacando al pescado:

esturioncaviar

Mmmmm rico… No.

En realidad no entiendo como algo tan desagradable se puede vender a un precio muy alto y peor aún que sea considerada como comida pipirisnais, o sea de alta alcurnia. Casi parece una especie de reto para pertenecer a la clase social rica, como si fuera una pandilla «ora, si quieres ser de los nuestros, tienes que comer caviar«.

Aunque si me pongo a ver objetivamente que el caviar son embriones de una especie, huevitos que contienen una criatura -fea- no desarrollada, entonces puedo recordar el huevo de gallina, que es lo mismo, un embrión, pero menos asqueroso y mucho más grande y barato.

Sigue como incógnita en mi cabeza porque el caviar tiene fama de delicia. Si alguien lo probó pues que diga que tal le supo y si no lo has probado… ¿se te antoja?

PD. fotitos sacadas de acá.

No, ni piensen que voy a decir lo romántico que es enamorarse de niños, y tampoco estoy hablando de pedofilia, me refiero a cuando tienes menos de 13 años y ya sientes que «amas» a otra persona (o crees que es amor).

En mi casa ven la churro-novela de Mañana es para siempre, otra producción chafa de televisa, y como yo vivo en esta casa pues confiezo que he visto un par de episodios. La trama comienza en que un fulano regresó a un pueblillo para ver a su primer amor y se topa con que la fulana ya tiene prometido y se casa y el fulano sufre y llega a odiarla, pero en múltiples escenas posteriores piensa «pero la sigo amando». Ay que romántico… digo, más bien, qué ridículo, luego que me enteré de que el fulano y la mujer se enamoraron cuando tenían 8-9 años ¡mocosos, lepes, huerquillos!, y salían escenas de unos niños –pésimos actores por cierto– muy enamorados y jurándose que estarían juntos para siempre. ¡Por favor!. Nadie en su sano juicio deja todo lo que tiene en otra ciudad para volver a un pueblucho más de 10 años después para ver a su amor infantil. Claro que es una novelita de televisa, que más se podía esperar.

A lo que voy es que considero que el primer amor, de cuando tienes esa edad, que apenas si saben limpiarse los mocos, no vale, es de mentiritas, como un juego. Lo considero como un chiste. No es ni para contarse cuando te preguntan cuántas veces te has enamorado.

Verán, yo tengo experiencia personal al respecto, déjenme les cuento:

En sexto año de primaria -tenía yo como unos 11 años- me comenzó a «gustar» un compañerito del salón, que era mi amigo, y segun yo me enamoré de ese fulanillo al que llamaré Clark Kent para protejer su verdadera identidad (porque no falta luego que conocidos leen mi blog y se hace el chisme…). Como les iba diciendo, yo y Clark éramos muy buenos amigos y me disque-enamoré de el. Por azares del destino (y de mi weba de irlo a visitar o llamarlo) luego de salir de primaria lo dejé de ver, hasta topármelo de nuevo años después en la universidad. ¿Y qué pasa?, que el fulano automáticamente perdió todo el encanto que yo veía cuando era niña. Clark Kent había crecido, sí, pero la voz cambió, la actitud infantil para su desgracia empeoró, los aires de «me creo mucho» aparecieron… ¿Eso me gustaba cuando era niña?… que gustitos… o más bien, yo de niña no tenía ni idea de nada.

Los enamoramientos infantiles eso son. No me vengan con la cursilería de que es el primer amor y dura para siempre en nuestro corazón bla bla bla. Es como creer en el príncipe azul que llegará en su blanco corcel, o la princesita indefensa esperando a que la rescates. Es comparable a decirle «te amo» a un desconocido en pleno estado de ebriedad. Nulo. Nada.

Ahora que si tú eres Clark Kent (o sea el niño que conocí) y andas leyendo esto y sientes que soy una maldita amargada por escribirlo así y hacerlo público y encima decir que eso fue puro enamoramiento infantil inútil y maldita kozmica… Pues te mando un saludo, fuiste buen amiguito en primaria.

  • ¿Es normal que siga amando a mi primer amor años después de no haberlo visto? En teoría sí, porque así lo dice la dichosa sociedad, que el primer amor es único, pero yo diría que más que normal es de ilusos.
  • ¿Podría volver a encontrar a mi amor infantil y ser feliz para siempre? Lo de encontrarlo es posible, lo de ser feliz para siempre es casi imposible.
  • ¿Qué hago si no puedo olvidar a mi primer amor? Ya pasó, supéralo, consíguete nueva pareja real y quiérela en lugar de estar soñando con eso.

Sean felices, no se traumaticen con niñerías como esta y tampoco vean novelas de televisa –que dicen que te atrofian el cerebro-. Yo duré un poquito todavía creyendo que realmente quería a Clark pero maduré, abrí los ojos y me burlé del asunto por haber sido tan ingenua.

Los quiere, como siempre, su consejera del amor Kozmica. (Espero no comenzar a recibir cartas de preguntas sobre asuntos amorosos).

En una de esas ocaciones en que me veo rodeada de señoras, amas de casa, mujeres ya mayores con hijos grandes y etcétera… para que me entiendan mi mamá, vecinas o tías, pues tengo que escuchar la plática que se desarrolla entre ellas.

La charla casi siempre se desenvuelve en lo flojos que son los hijos, en lo quejumbrosos que son los maridos, recordar viejos tiempos cuando eras una jovencitas, en como el que hacer de la casa nunca termina. Ya saben lo normal, pero últimamente siempre terminan hablando de la mugrosa crisis y la inseguridad.

Como si no fuera suficiente con oir sobre la crisis en el radio, ver la crisis en la televisión y leer sobre la crisis en el periódico e internet. Siempre acaban diciendo las señoras algo como «oiga comadre, que fea esta la situación vedá», «sí comadre, esta crisis esta bien fea, ya está bien caro todo», «y la inseguridad peor, ya no puede uno ni salir a la calle».

Yo pienso que esas pláticas negativas de las señoras son consecuencia del miedo que producen los medios. La prensa siempre le dá muchisima importancia a las malas noticias, entre más malas mejor -para ellos- si mataron a un fulano, pues es noticia, pero si lo mataron y lo hicieron cachitos pues es más morbo y más polémica. Y contribuyen al miedo colectivo poniendo esa noticia en portada y toda la semana recordándolo.

Por un lado la crisis económica, por otro la violencia, por otro la inseguridad…

Ayer apenas, iba en el auto con mi mamá, y dijo algo así «ahora por la crisis pocas casas pusieron foquitos navideños, antes eran muchas más casas adornadas». Sí efectivamente, antes habían más casas adornada pero mucho antes, cuando yo tenía unos 11 años, el año pasado de todos modos hubo pocos foquitos en las calles y no había esta super crisis que nos aqueja.

Ya sé que la crisis se va a poner más fea, y lo voy a oir en todos lados. Pero a ver que otra cosa pasa para cambiar de tema ¿no?

byebyebush1

Para celebrar el fin del periodo presidencial de George W. Bush, que termina el 19 de enero del 2009, no hay otra cosa mejor que hacer que una fiesta, y en bushbyebyeparty.com puedes anotar tu fiesta para que salga en el mapa, junto con muchas otras celebraciones efectuadas por el mismo motivo, decirle adiós a Bush.

Como quiera que sea, que bueno que esa fase de la historia por fin va a terminar (no me digan que Bush no se ganó su propia fase a punta de guerra).

Si hacen una fiesta de esas me invitan.

Me enteré por Ateneu Popular.

¿Pero ahora qué? Pues terminó el frenesí navideño pero comienza el del año nuevo, aunque es menos neurótico el asunto, ahora la gente va a comprar calzones de colores para diferentes efectos mágicos, supuestamente si usas calzones rojos comenzando año nuevo te irá bien en el amor, amarillos en el dinero y quiensabe cuantas supersticiones más. Yo no me la creo.

Ni tampoco hago lo de comer 12 uvas en cuenta regresiva, o las que sean, si alguien me ofrece sí como uvas pero porque son ricas.

Hay gente, se los juro, que a las meras 12 am entre el último de diciembre y el primero de enero se pone a barrer desde adentro a afuera de su casa «para hechar las malas vibras». Otros de repente arrancan con una maleta a darle una vuelta a la casa «porque así vas a viajar mucho en el nuevo año».

Mejor ahí le paro, que supersticiones hay muchas… Y yo no sigo ninguna, me parece algo inútil pero divertido de ver, no se ofendan los que lo hacen, cada quién cree en lo que se le da la gana.

En mi caso hago la cuenta regresiva (5, 4, 3, 2, 1 FELIZ AÑO NUEVO!!! o si me siento la muy graciosita grito CHORIZO CON HUEVO!!!)y luego 12 abrazo a todo el mundo -hipotéticamente hablando, sabemos que literalmente es imposible- y al tiempo del abrazo digo «feliz año nuevo» -ya sé, que original-. Y, si hay, pues brindamos con sidra (licor de manzana).

También es época de plantearse propósitos, yo aún no los tengo bien definidos, pero luego los posteo aquí el mero 1 de enero junto con muchos buenos deseos.

¿Tú sigues (o conoces) alguna clase de superstición o ceremonia curiosa en año nuevo?

Me interesa saber de otras más curiosas… :P