Ya cercano el día del padre desde acá me dejaron una tarea, que consiste en escribir 5 cosas que aprendí de mi papá.

  1. Aprendí a discutir. Lo sé, no se oye como algo muy bueno, pero yo antes era muy, muy llorona, y mientras crecía mi papá se daba cuenta de que yo no era la linda princesita que el pensaba que yo debía ser (ya sabes, ultra femenina de vestido rosa y con tacones todo el tiempo). A razón de eso discutimos mucho, al principio lloraba y odiaba esas sesiones de sermón e inconformidad, de yo tener que argumentar porqué me gustaba ser como soy, porque prefería los tennis converses a los zapatos de tacón… En fin, fueron muchas las acaloradas discusiones hasta que agarré práctica y de eso aprendí a discutir, a debatir, a aguantar y  contestar sin perder los estribos (casi siempre…).
  2. Aprendí a encender cerillos o fósforos. Cuando era muy pequeña le tenía miedo a encender un cerillo (miedo natural a que se me incendiara la mano) y mi papá, a su modo, me puso a encender una cajetilla entera de cerillos y no me dejó ir a ningún otro lado hasta que se terminara. Un método poco agradable para mí pero funcionó.
  3. Aprendí que el dinero es para gastarse y no para guardarlo todo siempre.
  4. Aprendí a exigirme más. Mi papá me exigía buenas notas en la escuela siempre, algunas veces me sentía muy presionada y cuando él dejó de presionarme conforme crecí, comencé a exigírmelo yo misma.
  5. Aprendí que la terquedad se hereda.

Bueno, ahora a esperar el domingo para hacer el post de «felicitación», que este casi parece reclamo xD. No es un reclamo, tengo mis diferencias con mi papá pero lo quiero.

¡Saludos apá!

Uff, hace como chorromil años que no hacía un meme… Y no me gusta mucho dedicarlo y dejar gente fuera, así que aquel que tome este post como referencia para hacer el suyo de 5 cosas que aprendió de su padre me avisa y los añado a continuación.