Algunos dicen que cuando en tu blog comienzas a tener comentarios basura es porque va creciendo el sitio. Otros dicen que siempre te toca tener tu propio “anti-fan”, un tipejo (o tipeja) que se la pasa en tu blog comentando cada post con tontería y media.

Que si el blog es basura, que si el autor también, que para que escribes tonterías, eso más insultos y todo lo que sea capaz de procesar su -pequeño- cerebro.

A lo mejor ya se dieron cuenta, o a lo mejor no.
¡¡¡Este blogcito ya tiene su anti-fan!!!

El nombre, que importa. ¿Qué si estoy celebrando el hecho de que me estén dejando comentarios basura? Naaaaaaaaaaa…

Aprovecho eso para hablar del tema. Antes leí algo así en el blog del Anvil hablando sobre los anónimos castrantes:

Llegan a un blog a insultar al autor de formas muy imbéciles, y se nota claramente que han leído el blog de principio a fin dando a notar que lo que realmente pasa es que lo admiran en demasía y quieren ser como el y que son asiduos visitantes.

Bueno, independientemente de que sea un solo post o todos los que lea el anónimo castrante, no tiene sentido…

Es decir “odio el blog de kozmica, es una basura, hmmm… iré todos los días a dejar mi opinion porque lo odio tanto”. ¿Tiene sentido?

Claro que no.

Ahora, una dedicatoria para ese individuo que ha dejado un par de comentarios así y todos los que hacen lo mismo:

Despreciable visitante, sepa usted que me importa un pepino que no le guste mi blog, lo que no entiendo es cómo a pesar de que no le guste lo siga visitando y esté al pendiente de lo que yo publico. Quiero que sepa también que no le voy a contestar ninguno de sus ridículos comentarios, y que además me tomaré la libertad de borrarlos y mandarlos a la basura mientras me río de su patetismo. Así que no se sorprenda si un día deja sus insultos y al otro día no los ve.

Así que, a mis buenos visitantes y lectores, les aviso que no hace falta prestarle atención a ese tipo de personas, porque, evidentemente es lo que quieren.

PD. Los comentarios ya fueron borrados, incluyendo a los que eran para insultar al insultador, agradesco que me defiendan ¡¡¡pero en este blog quiero pura buena vibra!!! ;D

No me gusta que los blogs tengan música que se reproduce cuando entro, casi siempre tengo yo mi propia canción y luego se empalma con la que ponen, ahí ando como loca buscando el stop.

No me gusta que los blogs tengan snapshots, es una herramienta curiosa que cuando pones el cursor sobre un link sale un cuadrito de “preview” de el enlace. ¡Son molestos!

No me gusta que los blogs tengan captcha para dejar comentarios (las letras de verificación para poder comentar), eso me quita las ganas.

No me gusta que los blogs tengan muchas imágenes animadas por todos lados, distraen mucho de la lectura… y además tarda para cargar.

No me gusta que los blogs tarden años en cargar, si no se carga con una rapidez decente me voy de ahí antes de que acabe.

Simplemente no me gusta.

Estaba leyendo un post en Aletrando (que recomiendo que lean). Sobre las entradas y expresiones que odia Iván en un blog y en un punto menciona los dichosos memes.

Cito:
4 – Los “memes”. Sé que alguno se cabreará conmigo pero es que los odio a muerte. No por el hecho de que me los manden (encima que alguien se acuerda de mí) sino por que acaban dejando sin espíritu a un blog. Cuando se escribe uno tiene que tender a abrirse camino y no a cerrarse ante unas preguntas. ¿Qué sentido tiene acumular una lista de feeds cuando todos se van pasando las mismas entradas? Yo, cuando leo “meme” cambio automáticamente de blog (…)

Interesante y con mucha razón diría yo.

Los memes, creo yo que los puedo comparar con una cadenita de e-mail. Solo que un meme se va pasando de blog en blog sólo que en este caso se enlazan, y muchas veces resulta en puro enlazadero.

¿Qué es un meme?
Un meme es un post que se pasa de blog en blog, generalmente englobando una pregunta. Por ejemplo:
– Fulanito escribe “¿Cual es tu hora preferida para postear?”, entonces Fulanito pone su respuesta en su propio post y luego “se lo paso a Manganito y Sutanito para que lo contesten”. (Pasárle un meme a alguien es nombrar a la persona a quien se lo envia con un link a su blog en el post).
– Luego Manganito hace un post con el mismo título pero con su respuesta, y usualmente pone “este meme me lo pasó Fulanito” y repite lo que hace el primer tipo.

Luego me van a decir que para que estoy haciendo un berrinche sobre los memes si yo tengo memes aquí mismo en este blog.

Y luego hasta me pueden reclamar “yo te envié un meme y no lo has contestado”.

En realidad, los memes que he contestado son los que me interesan, de los que algo bueno puede salir. He nombrado mis discos favoritos, recomendado películas y libros, también he dicho lo que significa kozmica. Los he seguido porque creo que algo bueno se podía decir, o simplemente porque me gusta hablar de esos temas.

Pero no los sigo todos. ¿Cuantos resultados salen en Google si buscas kozmica?. No lo sé, y francamente no creo que sea algo que ustedes quiseran saber, y, en caso de que lo quisieran saber ustedes mismos lo buscarían.

¿A donde voy con todo esto?

A que no respondo a todos los memes que me manden. No lo haré. Me niego a llenar mi blog de cosas que no tienen sentido, gracia o interés. Soy, selectiva, si un meme me gusta como el del haiku, porque se invierte tiempo y creatividad para hacerlo entonces lo hago.

Los memes de premios, ya encontré que hacer, como lo hace RorPieth^, pondré los premios que me manden en la vitrina. Porque se siente bonito que se acuerden de este blogcito.

¿Y tú qué piensas de los memes?

Oda a mi blogcito

¡Te quiero blog!

Porque siempre estas para mí cuando te necesito.
Porque aceptas sin problema todas las cosas que escribo.
Porque no me cobras nada por disponer de tus servicios.
Por dar a conocer al mundo lo que publico.
Por dejar que te “vista” a mi estilo.
Por no quejarte cuando escribo enojada.
Por aceptar las visitas de extraños. y aún más por volverlos lectores.
Por ser ese espacio en internet que me identifica.

Tu autora que te cuida.
Kozmica.

Se le llama así cuando un escritor se queda con la mente en blanco y no sabe como seguir su libro.

Apuesto a que todos los que tenemos un blog hemos sufrido de ese síntoma, aunque más bien sería bloqueo de blogger.

¿Y qué hacer?

Yo cuando tengo ideas me pongo a escribirlas, aunque no las vaya a publicar aquí inmediatamente, luego talvez las retome y se conviertan en un post. Tengo una carpeta llena de puras ideas que luego pueden llegar a parar a mi blog.

Es bueno, cuando sufres de bloqueo, andar por otros blogs, o de plano quitarte del teclado. No hay nada peor que escribir nada más por cumplir. Todos se dan cuenta. O eso creo yo.