No sé ustedes pero eso de la sensibilidad y las lágrimas me sucede cuando estoy acompañada y cuando estoy solita, páseme lo que me pase, usualmente no chillo.

Ahora les pongo dos sucesos diferentes para que comparen y sepan de lo que hablo:

Caso 1: Ayer, estaba con mi novio y por un torpe movimiento mío me pegué en la cabeza, estuvo fuerte el golpe pero no fue nada grave como para preocuparse o morirme del dolor, pero, apenas sentí el golpecito y ya estaba llorando, así, como una nenita, como un bebé chillón al que se le cae la sonaja…

Caso 2: Hoy estaba sentada frente al escritorio y me levanté para encender el radio, apenas pisé el suelo con mi pie izquierdo y descubrí de manera dolorosa que lo tenía dormido (se me dobló el pié y caí al suelo, no caí de costalazo ni nada, solo que me tuve que apoyar con las manos…) y sí, me dolió, que se te doble un pie generalmente es doloroso. ¿Lágrimas?, ¡ni una sola!, ni quejido de dolor ni nada, solo la cara esa que pones después de caerte, y la sensación de torpeza extrema.

¿Notan la diferencia?, yo sí, lloro cuando estoy acompañada y cuando estoy sola y no hay nadie que me haga mimos o me consuele no digo ni pio. Y no, no finjo, ni siquiera me gusta llorar cuando me ven, me dá verguenza. Pero así soy, no lo puedo controlar –ni siquiera lo he intentado– ¿algún sicólogo leyendo?, a ver si me dice qué tengo (otra respuesta diferente de «eres una chiple y ya»).

Me gustaría leer un comentario que dijera ¡a mi también me pasa!, pero no sé, creo que es mucho pedir. Nomás no me salgan con que a todos les pasa…

Llorar a moco tendido se dice para cuando lloras mucho. Yo ayer lloré bastante y hace mucho que no lo hacía.

No porque estuviera deprimida, ni me dejó mi novio, mi me pegué en el dedo chiquito del pie…

Me sacó las lágrimas de cocodrilo una película que se llama Pabellón de Mujeres (pavilion of women). La vi en la televisión, en TNT. Es un drama que se desarrolla en China en tiempos de guerra, un sacerdote y una señora china casada se enamoran y al último el sacerdote la salva de que la maten unos soldados distrayéndolos antes de que la encuentren, y él muere.

Para colmo el sacerdote se la pasa de héroe toda la trama y el actor es el mismo que la hizo de duende verde en Spiderman 1, cosa que se me hace rara.

Pues cuando la salva yo chillé y chillé, mis lágrimas resbalaban por mis mejillas, y todavía más cuando ella encuentra el cuerpo sin vida de su amado todo agujerado y lanza un grito de dolor. Puro drama.

Noooooooooo, noooooooooo, él la amaba, que triste, conocieron el amor verdadero y sólo les duró para amarse una vez. ¡Buaaaaaaaaa!

Hace mucho que no lloraba con una pelicula a moco tendido.

Lloré con Bambi, con La vida es bella, con La princesita, La llave mágica, La lista de Schindler, El pianista, The color purple, King Kong (la nueva… sip, en serio), entre muchas, muchas otras. Resulta que es algo fácil que una película me lleve a las lágrimas.

Pero las que casi nunca me hacen llorar son las películas de romance, o comedias románticas. Llega la escena clímax y mis ojitos secos y todo normal.

Mi lado sensible sale a relucir con las películas de drama.

¿A ti cuál película te ha hecho llorar?