derbezcarrey

Hace días (o un par de semanas) ví la última película del señor Carrey, esa que se llama Sí Señor.

Compramos los boletos, yo y mi novio, así sin fijarnos mucho en los detalles de la película, porque por lo general me gustan las películas de Jim Carrey aunque sé que la era dorada de Ace Ventura es difícil que vuelva.

Ya estábamos por entrar a la sala de cine cuando, demonios, veo en letras pequeñas al final del poster de la cartelera estas letritas:

“¡Doblada por Eugenio Derbez!”

Lo primero que pensé fue que sería horrible, metiendo sus chistes malos sacados de sus programas de televisión, como el típico “fue horrible”, o haciendo otra tontería como le hizo doblando a Burro de Shreck al cantar algo parecido a la mesa que más aplauda

Y aunque no fue verdaderamente horrible  como para indigestarme y salirme de la sala a mitad de la historia nunca me acostumbré a la voz. Lo que pasa es que siempre que había visto películas de Jim Carrey dobladas al español las doblaba un mismo actor que según leí por ahí se llama Luis Posada.

Ya sé que viendo películas dobladas se pierden chistes y calidad, pero poner a Derbez… fuuuu… ¿Cuál es el afán de poner un actorsucho famoso en México por hacer ahora puros programas de quinta en esa película?, ¿porqué no contratar al mismo actor de doblaje de siempre?, es creo yo, un gancho al hígado al público.

Toda la película sentí que la voz y la cara eran de distintas personas, y claro que lo eran pero notarlo y recordarlo durante todo el filme es consecuencia de un mal doblaje.

He dicho, ni siquiera pienso dar veredicto de la película, que sí me hizo reír en algunos momentos pero hay muchas mejores. Para películas de Carrey pues mejor a ver Irene y Yo y mi otro Yo de nuevo.