Ya de hace bastante tiempo que sé que existe deviantART, esa como red social de artistas, dibujantes y en general gente creativa -o que quieren serlo-, en la que como en todos lados te creas una cuenta pero en este caso es para compartir tus obras.

A veces podemos encontrar cosas excelentes, verdaderas obras de arte, y también podemos encontrar cosas sin importancia (como en todos lados y ámbitos), también hay quienes regalan ahí sus iconos para descarga, fotografías de stock, y muchos otros recursos. Ya varias veces en Oh! Gráfico he publicado recursos encontrados en deviantART por la buena calidad que ponen algunos en su trabajo.

¿Y porqué no me había hecho una cuenta antes? (sí, “había” porque ya me hice una). Nunca me había creado una cuenta porque primero, tengo ya mi portafolio, segundo, no lo veo como algo muy serio, de hecho creo que los artistas grandes casi siempre tienen su web o portafolio aparte, o en otras redes como Behance, y deviantART -no es que sea malo- pero lo veo como algo más social con eso de los comentarios.

Pues bien, ya que varios de mis contactos tienen su perfil en esa cosa, y a veces yo elaboro dibujos o ilustraciones que no quiero poner en mi portafolio pero que me gustaría exponer pues me pareció bien crearme una cuenta ahí y aquí está.

Asunto de derechos

Con mi cuenta creada voy yo bien feliz a subir mi primer trabajo, cuando me encuentro con un temible  “USER AGREEMENT” (acuerdo de usuario) larguísimo, el cual, aunque no lo crean me leí todo, aunque como suele suceder en los acuerdos legales con tanto rollo de términos extraños me confundía un poco, pero, en general, parece que cualquier cosa que subas a deviantART, ellos, o sea la empresa, tiene los derechos de reproducirla, publicarla, modificarla y hacer lo que se les antoje con ella, prácticamente les cedes los derechos. Corríjanme si me equivoco.

Y nada más de leer todo eso me espanté, ¡no quiero que nadie tenga más derechos que yo sobre lo que yo misma produzco!, y casi abandono la idea de tener cuenta ahí, indignada cerré la ventana y me puse a hacer otra cosa. Luego de pensar un poco, y comentarlo con algunos amigos, llegué a la conclusión de sí usarla pero solamente para subir fanarts (obras realizadas con personajes ya existentes de películas, series, juegos…) al fin y al cabo de esos ni yo tengo los derechos.

¿Tú tienes cuenta?, ¿cómo vez el acuerdo de usuario?

animecita-chica-anime

Si, me gusta la animacion japonesa y el estilo que tiene y aprendí a dibujarlo, todavía de vez en cuando me pongo a practicar a ver si tengo el “toque”.

La mona esa no la saqué de ningún lado, no la copié, cualquier similitud con algun anime es mera coincidencia -ademas todos los monos de amine se parecen… solo se les cambia el pelo y ya es otro personaje XD… hay excepciones-.

:D

kozmica-lapiz

No se si se dieron cuenta por el post anterior pero ¡ya tengo escaner!

Estoy requetecontenta, y como ahora puedo escanear todos mis garabatos pues pondré una sección de garabatos, jojo.

Para bien o para mal pero ya podré llenar de mis dibujillos mi blog.

He dicho.

:D

musculoso-dibujo

Ya casi acabo con las tareas.

Yo sé que en los últimos posts no hago más que decir que mucho trabajo y poco tiempo, y ya hasta me caí mal por no publicar algo más sustancioso.

¡Pero ya casi!, estoy a un trabajo de terminar con todo, a un trabajo de estar libre y tener todo mi tiempo entre mis manos para hacer de él lo que yo quiera.

Lo que estoy haciendo orita es una ilustración de un hombre sin piel, osease como los puros músculos, con prismacolor (lápices de colores), y como es a tamaño natural pues si esta algo trabajoso. Pero me está quedando chido :D (vease la foto).

Lo malo es que lo llevo hasta la cintura y ya es para el jueves, pero como lo tengo que llevar enmicado pues lo tengo que llevar a enmicar el miércoles, osea que lo tengo que acabar hoy o mañana en la mañana…

Ya me voy a seguirle!!!

Mooooscas!
Una terrible plaga de moscas azota mi ciudad… O almenos así dijo una chava de mi clase de Expresión Plástica II…

El caso es que estabamos trabajando -sí, de veras-, y andaba por ahí rondando una mosquilla, mi amiga y yo nomás la espantabamos para que no estueviera friegue y friegue.

Un rato después una chava que se sienta a un lado mío, a mi izquierda, que por cierto es una chinche vieja ratera, ladrona y de lo piiior porque una vez me robó una hoja, una miserable hoja que yo tenía que usar pa un trabajo que me costó 4 pesotes, y por su culpa tuve que ir y sacar otra copia pero a blanco y negro… ¡¡¡argh!!!…

Em, ¿en qué estaba?, ah sí, que esa vieja estaba sentada a mi lado y la mosca que nos había molestado a mi y a mi amiga le empezó a dar vueltas. Entonces ella se indignó, se frustró, manoteó un poco y luego le dijo a su amiguilla:

“Oye we, ¡¡¡como que hay plaga de moscas!!!”

Si así se pone con una, como se pondrá con dos… Loca –ademas de ladrona-.